Feeds:
Entradas
Comentarios

Conocerte.

Entrar en ti, de a poquito.
Saber tu vida, tus pasos, coincidir en recuerdos de empedrados recorridos.
Dibujar sonrisas con ellos.
Asentar los pies por la mañana y despedirse en un beso diferente.
Caminar con los días y la despedida de costado al sol.
Y dejarme embriagar por una luz que aturde.

Anuncios

Polecías

“Estamos en un operativo, abra su ventana”.
Sólo la bajé 5 centímetros para poder pasar mis papeles y escuchar sus preguntas.
“¿En qué trabaja?, ¿es suyo el vehículo?, ¿desde hace cuánto?, ¿para dónde va?”.
Uno se llevó mi licencia hacia la camioneta donde estaban otros tres. Llegó otro a preguntar lo mismo. Obtuvo las mismas respuestas.
Realmente respiré cuando uno de ellos dijo “déjenla ir, no tenemos nada”.

Noche 19

Una gatita gris
visitó las estrellas
entre charcos nocturnos
y espacios ajenos.
Sonríe a la noche:
maullidos extendidos
en ronroneos feroces.

Serás lluvia

Y las gotas

que resbalan por las mejillas

se tornarán dulces,

y la mueca de tristeza

será una tímida sonrisa.

Encuentro.

En mi delgado paso
a tu cuerpo sediento,
tambaleo sonriente.
Trémula ilusión de la
carne y la ternura.

Entre pláticas

La inspiración es una chispa que lo incendia todo.
Nos abrasa y cubre de cenizas para renacer.

Del cansancio.

La torpeza matutina, los ojos forzados a estar abiertos, los pasos pesados que me acompañan.
No es el desvelo ni la rutina. Es la pesadez de saberme viva y sin tiempo.